Una mamá del cole de mis hijos tiene una tienda física, y contaba con una tienda online que le habían montado hacía unos meses, pero con la que estaba decepcionada pues aún no había realizado ninguna venta.

Al enterarse de que me cogía una excedencia, me preguntó, «Raquel, ahora que tienes tiempo, ¿podrías ayudarme?». Y sí, ahora tenía tiempo así que… ¿por qué no?

La tienda tiene productos preciosos, son juguetes y complementos para niños, pero todos de gran calidad, ecológicos, orgánicos… y Pamela tiene un gusto especial para elegir los productos que trae a la tienda.

Así que, acostumbrada a hacer portales para los ministerios (sic) he vivido este proyecto con muchísima ilusión, ¡lo he disfrutado muchísimo! Aún estamos con retoques finales pero ya podéis entrar a ver la tienda.

Si necesitáis un regalo especial, seguro que lo encontráis en THE KIDSLAB COMPANY.